Economía, Español

Buenas noticias para invertir en China: conexión Shenzhen-Hong Kong

La economía china se abrió al comercio exterior y se reformó tras la muerte de Mao Zedong (毛泽东) en 1976. Tal hecho provocó un crecimiento económico sin precedentes y la reducción de la elevada pobreza de los ciudadanos chinos. Sin embargo, la parte financiera de la economía sigue ampliamente regulada y controlada por el gobierno chino, con un grado muy reducido de apertura y liberalización.

Dentro de esta “represión financiera” se encuentra una política seguida por el gobierno chino de control de capitales, esto es limitar las entradas y salidas de dinero a China. Esto ha provocado que existan dos divisas chinas diferentes, ambos con precios similares pero mostrando un diferencial: el renminbi interior (CNY) con el que se puede comerciar únicamente dentro de china y el renminbi exterior (CNH) con el que se puede comerciar sin ninguna restricción.

Lo mismo ha ocurrido en el mercado de las acciones: la represión financiera ha provocado la existencia de tres tipos de acciones (las acciones-N, las acciones-H y las acciones-A). Las acciones-N son acciones de empresas chinas que cotizan en la bolsa de New York (tal es el caso de Alibabá), para evitar la estricta regulación de las bolsas de china continental. Las acciones-H son acciones de empresas chinas que cotizan en la bolsa de Hong Kong (tal es el caso de la mayoría de empresas chinas), también para evitar estricta regulación, ya que debemos recordar que Hong Kong tiene un sistema político y económico independiente del de China continental, por lo que no existe un control de capitales en Hong Kong. Por último, las acciones-A son acciones de empresas chinas que cotizan en las bolsas de China continental (Shenzhen y Shanghai).

El control de capitales impide que los inversores extranjeros puedan comprar y vender acciones de china continental libremente, por lo que una empresa china lo tendrá complicado para conseguir capital extranjero a través de la bolsa. Esta es la razón principal por la que muchas empresas buscan cotizar en bolsas extranjeras o más comúnmente la bolsa de Hong Kong.

Bajo este esquema, los inversores extranjeros lo tienen muy complicado para invertir en China, para las empresas chinas también para encontrar capital extranjero y para los inversores chinos que quieran comprar y vender acciones extranjeras. Sin embargo, a partir de Abril de 2015 este esquema empezó a ofrecer noticias más esperanzadoras para los inversores: se aprobó una conexión entre el mercado de Shanghai y el mercado de Hong Kong. Esto significa que los inversores pueden, a través de la bolsa de Hong Kong, comprar y vender acciones en Shanghai y los inversores chinos podrán comprar y vender más acciones que coticen en Hong Kong, a través del mercado de Shanghai. En total, se permitió el acceso hasta 567 acciones de Shanghai. No obstante, el mercado de Shanghai no ofrece un gran atractivo a los inversores internacionales, ya que está formado en su mayor parte por bancos y empresas estatales, la parte menos dinámica de la economía china.

d8cb8a4765ee18544b0505
El mercado de valores de Shenzhen

No fue hasta Agosto de 2016 cuando se produjo una verdadera noticia positiva para la inversión en China: Li Keqiang (李克強), premier de la República Popular de China, anunció la aprobación de la interconexión entre las bolsas de Hong Kong y Shenzhen. Esto dará acceso a los inversores internacionales a las empresas tecnológicas más importantes de china, así como a más de 200 start-ups. En total, los inversores extranjeros ya podrán comprar y vender hasta un total de 880 acciones de China continental, a través de la bolsa de Hong Kong, tanto en Shanghai y Shenzhen, que combinados son el segundo mercado de valores del mundo (con 7,4 billones de dólares en capital) tras S&P500 de Estados Unidos (con 19,7 billones de dólares en capital).

El mercado financiero de China está muy poco internacionalizado todavía, pero se va internacionalizando cada vez más, aunque a un ritmo muy lento. Esta última interconexión es muy importante, porque podría significar que China pueda ser incluida en los índices de inversión de mercados emergentes (conocidos como MSCI), lo que obligará a muchos fondos de inversión a comprar acciones de China continental, incrementando la conexión entre las finanzas chinas y del resto del mundo, así como iniciando un nuevo camino para una nueva transformación de China.

Si eres un inversor interesado en la economía de China, esta puede ser una gran oportunidad para ti.

Economía, Español

El Río de las Perlas (China)

Durante la lectura de este artículo, usted, querido lector, tendrá la oportunidad de visitar uno de los lugares más ricos y desarrollados de China, conocido como el Río de las Perlas en español (Pearl River, en inglés; 珠江 en chino), siendo el tercer río más largo de China, tras el Yangtsé (长江) y el río Amarillo (黄河).

El río discurre por la parte sur de China y desemboca en el mar de la China Meridional, entre Hong Kong (香港) y Macao (澳门), formando ente las dos regiones el conocido Delta del Río de las Perlas.

pearl_river_delta_area

El río atraviesa las provincias de Guizhou, Guangxi, Hunan, Jiangxi y Guangzhou, donde desemboca formando el ya mencionado delta, entre las ciudades de Shenzhen (深圳) y las regiones de Hong Kong (香港) y Macao (澳门). Además, las economías de estas tres ciudades están muy interconectadas, formando un núcleo económico en esta parte de China, el río de las Perlas.

La característica más importante -y es la razón por la que escribimos este artículo- es que es una de las zonas económicas más prósperas de China y donde se encuentran a ambos lados las antiguas colonias europeas de Hong Kong (香港) y Macao (澳门).

Empezamos por el lugar donde desemboca el río, la ciudad de Guangzhou (广州), que ocupa el 3% de toda la economía de China con un PIB per cápita cercano a los 21.000 dólares, casi el triple que la media de China. La economía es principalmente un centro comercial y manufacturero líder. También es conocida por su moderno y eficiente sistema de transporte. Además, la ciudad de Guangzhou (广州) cuenta con uno de los mercados de pescado más grandes de toda China, donde los pescadores de todo el país descargan la mercancía en el puerto de la ciudad, formando un inmenso mercado donde compradores de toda China se dirigen allí para distribuir el pescado por todo el país.

pescado
Mercado de mariscos en Guangzhou

En la ciudad también nos podemos encontrar con la pequeña isla de Shamian (沙面), un territorio otorgado a Francia y al Reino Unido por el gobierno de la dinastía Qing (清朝) en el siglo XIX, por lo tanto en la ciudad también existe influencia del extranjero.

shamian
Arquitectura occidental en la isla de Shamian, Guangzhou

Guangzhou (广州) es una ciudad muy parecida a otras ciudades de China continental, como por ejemplo Chongqing (重庆) en cuanto a costumbres y modos de vida, pero con la particularidad de que el mercado de Guangzhou (广州) es mucho más dinámico, lleno de vida, de trabajo y de comercio.

Si nos adentramos un poco más al sur (tan sólo nos tomará media hora en un tren equivalente al AVE español), llegaremos a la ciudad de Shenzhen (深圳), una de las ciudades más curiosas de toda China.

pingan
El edificio Pingan (平安), uno de los más altos del mundo.

Quizá sea la ciudad más moderna de China continental e incluye el rascacielos más alto de toda China. Antes del año 1980, cuando el gobierno de Deng Xiaoping (邓小平) la reconoció como la primera Zona Económica Especial (ZEE) en toda la República Popular, no era más que un pueblo de pescadores que luchaban por atravesar las fronteras para emigrar a Hong Kong (香港). La declaración de la ZEE, junto a la mano de obra barata, el bajo precio del suelo y la cercanía con Hong Kong (香港), provocaron un enorme auge económico para la ciudad, pasando a ser una metrópoli y uno de los principales centros de producción del país y una de las ciudades de más rápido crecimiento del mundo.

shenzhen-china-then-and-now-30-years-later-1980-vs-2011.jpg
Shenzhen, antes de la reforma y despúes de la reforma

Shenzhen (深圳) tiene también uno de los mejores ambientes de toda China con unos niveles de polución muy bajos. En cuanto a cifras económicas, representa aproximadamente el 3% de la economía China (que junto a Guangzhou ambas sumarían el 6%), con un PIB per cápita superior a los 24.000 dólares, casi 4 veces la media de China.

playa
Playa de Shenzhen

Shenzhen (深圳) es un pueblo de pescadores reconvertido a metrópoli financiera en tan sólo 30 años. Parece difícil de creer, pero así es. Y nuestra visita a la ciudad así nos lo confirma. Es una ciudad compuesta principalmente por emigrantes jóvenes de todas las partes de China, razón por la cual en esta ciudad no se habla cantonés (que sí se habla en Guangzhou y Hong Kong), sino que se habla mandarín o idioma común (普通话), el idioma en el que todos los chinos pueden entenderse entre sí.

Shenzhen (深圳), todavía conserva bastantes costumbres de la China continental, al igual que Guangzhou, pero quizá Shenzhen sea más moderna e internacional y en algunos casos -sobre todo por el centro- vemos que la mayoría de los edificios y calles son mucho más nuevos y más limpios, que los de Guangzhou. Tenemos la impresión de que cuánto más al sur vamos por esta zona de China, más avanzadas van siendo las ciudades, los números parecen confirmar la impresión.

Es el momento de abandonar la ciudad y seguir avanzando por el sur, donde cruzaremos la frontera entre China y la Región Administrativa Especial de Hong Kong (香港), que se compone de un total de 18 distritos, entre los que podemos encontrar diferentes islas y puertos. La parte en la que acabamos de llegar es la parte continental de Hong Kong, conocida como Kowloon (九龙区), llamada “nueve dragones” en chino, y es la zona con la densidad de población más elevada del planeta (43,000 hab/km2) y es la zona menos rica de Hong Kong, reflejando una fuerte desigualdad en todas sus calles. Fue adquirida por el Reino Unido en 1860.

hk1
Calles típicas en la isla de Kowloon

Atravesamos el puente que conecta Kowloon con la isla de Hong Kong, adquirida por el Reino Unido en 1842,  con una densidad de población ostensiblemente más reducida. El PIB per cápita de Hong Kong es 7 veces superior al de la media de China, cercano a los 46.000 dólares. Es conocida por ser una de las economías más libres del planeta.

hk2
Vistas típica en la isla de Hong Kong

Hong Kong no fue controlada por el dictador Mao Zedong (毛泽东) y por tanto la cultura tradicional china en Hong Kong se mantiene incólume, al no haber recibido la influencia de la Revolución Cultural ideada por Mao. Por ejemplo, en Hong Kong se utiliza el sistema tradicional de escritura, el chino tradicional y se habla cantonés, un idioma que es más cercano al chino más antiguo.

Sin embargo, Hong Kong no está exento de problemas. Hong Kong, a pesar de tener un espacio limitado, la mayor parte de su territorio está sin edificar, razón por la cual Hong Kong es la ciudad con las viviendas más caras de todo el mundo, llegando a costar una vivienda promedio los ingresos completos de 19 años de un hongkonés medio (eso es una cifra cercana al millón de euros). Un apartamento minúsculo y en muy malas condiciones no puede encontrarse por menos de 1.000 euros al mes.

Al problema de la vivienda se le une la elevada desigualdad en Hong Kong, que es la desigualdad más elevada del mundo en una ciudad desarrollada, debida en gran parte por el problema de la vivienda y por la presión de China continental sobre Hong Kong. Multitud de hongkoneses coinciden en que desde que Hong Kong pertenecía al Reino Unido hasta que fue devuelta a China, la situación no ha dejado de empeorar: “Las condiciones de vida son cada vez peores, que los precios son más altos y desproporcionados en relación a los sueldos”.

Estas son las razones reales, junto al hecho de que China a partir de 2017 restringirá el sufragio universal en Hong Kong, que en la práctica supone el control de la política autónoma de Hong Kong, lanzó a muchos ciudadanos a la calle en la conocida “Revolución del Paraguas”, el 22 de Septiembre del año 2014.

Finaliza así nuestro viaje por la zona económicamente más desarrollada de China, el delta del río de las Perlas.