Economía, Español

Buenas noticias para invertir en China: conexión Shenzhen-Hong Kong

La economía china se abrió al comercio exterior y se reformó tras la muerte de Mao Zedong (毛泽东) en 1976. Tal hecho provocó un crecimiento económico sin precedentes y la reducción de la elevada pobreza de los ciudadanos chinos. Sin embargo, la parte financiera de la economía sigue ampliamente regulada y controlada por el gobierno chino, con un grado muy reducido de apertura y liberalización.

Dentro de esta “represión financiera” se encuentra una política seguida por el gobierno chino de control de capitales, esto es limitar las entradas y salidas de dinero a China. Esto ha provocado que existan dos divisas chinas diferentes, ambos con precios similares pero mostrando un diferencial: el renminbi interior (CNY) con el que se puede comerciar únicamente dentro de china y el renminbi exterior (CNH) con el que se puede comerciar sin ninguna restricción.

Lo mismo ha ocurrido en el mercado de las acciones: la represión financiera ha provocado la existencia de tres tipos de acciones (las acciones-N, las acciones-H y las acciones-A). Las acciones-N son acciones de empresas chinas que cotizan en la bolsa de New York (tal es el caso de Alibabá), para evitar la estricta regulación de las bolsas de china continental. Las acciones-H son acciones de empresas chinas que cotizan en la bolsa de Hong Kong (tal es el caso de la mayoría de empresas chinas), también para evitar estricta regulación, ya que debemos recordar que Hong Kong tiene un sistema político y económico independiente del de China continental, por lo que no existe un control de capitales en Hong Kong. Por último, las acciones-A son acciones de empresas chinas que cotizan en las bolsas de China continental (Shenzhen y Shanghai).

El control de capitales impide que los inversores extranjeros puedan comprar y vender acciones de china continental libremente, por lo que una empresa china lo tendrá complicado para conseguir capital extranjero a través de la bolsa. Esta es la razón principal por la que muchas empresas buscan cotizar en bolsas extranjeras o más comúnmente la bolsa de Hong Kong.

Bajo este esquema, los inversores extranjeros lo tienen muy complicado para invertir en China, para las empresas chinas también para encontrar capital extranjero y para los inversores chinos que quieran comprar y vender acciones extranjeras. Sin embargo, a partir de Abril de 2015 este esquema empezó a ofrecer noticias más esperanzadoras para los inversores: se aprobó una conexión entre el mercado de Shanghai y el mercado de Hong Kong. Esto significa que los inversores pueden, a través de la bolsa de Hong Kong, comprar y vender acciones en Shanghai y los inversores chinos podrán comprar y vender más acciones que coticen en Hong Kong, a través del mercado de Shanghai. En total, se permitió el acceso hasta 567 acciones de Shanghai. No obstante, el mercado de Shanghai no ofrece un gran atractivo a los inversores internacionales, ya que está formado en su mayor parte por bancos y empresas estatales, la parte menos dinámica de la economía china.

d8cb8a4765ee18544b0505
El mercado de valores de Shenzhen

No fue hasta Agosto de 2016 cuando se produjo una verdadera noticia positiva para la inversión en China: Li Keqiang (李克強), premier de la República Popular de China, anunció la aprobación de la interconexión entre las bolsas de Hong Kong y Shenzhen. Esto dará acceso a los inversores internacionales a las empresas tecnológicas más importantes de china, así como a más de 200 start-ups. En total, los inversores extranjeros ya podrán comprar y vender hasta un total de 880 acciones de China continental, a través de la bolsa de Hong Kong, tanto en Shanghai y Shenzhen, que combinados son el segundo mercado de valores del mundo (con 7,4 billones de dólares en capital) tras S&P500 de Estados Unidos (con 19,7 billones de dólares en capital).

El mercado financiero de China está muy poco internacionalizado todavía, pero se va internacionalizando cada vez más, aunque a un ritmo muy lento. Esta última interconexión es muy importante, porque podría significar que China pueda ser incluida en los índices de inversión de mercados emergentes (conocidos como MSCI), lo que obligará a muchos fondos de inversión a comprar acciones de China continental, incrementando la conexión entre las finanzas chinas y del resto del mundo, así como iniciando un nuevo camino para una nueva transformación de China.

Si eres un inversor interesado en la economía de China, esta puede ser una gran oportunidad para ti.

Economía

Introducción a la Economia China (III): Los inicios de la época dinástica

En el anterior artículo, estudiamos los primeros vestigios de la civilización China, y situamos el inicio de la civilización China en el surgimiento de las Culturas de la zona del valle del Río Amarillo en el año 8.000 a.C. Sin embargo, el inicio de la primera dinastía de China -de la que hablaremos más adelante- puede situarse en torno al año 2.000 a.C. El período de seis milenios que va entre ambos acontecimientos podemos denominarlo como el período predinástico o el último período de la prehistoria de China. Este será el período que trataremos en este artículo.

predi

Dicho período de seis milenios estuvo dividido en la época neolítica, la cultura de bronce y finalmente la época agrícola. En torno a las ya mencionadas culturas de la zona del valle del Río Amarillo, surgen culturas neolíticas. La primera, entre los años 7.000 y 5.000 a.C., es la cultura de Peilikan y Cishan, donde emergieron los primeros sinogramas pintados y la cerámica.

Dicha cultura fue seguida por la cultura de Yangshao (仰韶文化) que pervivió entre los años 5.000 y 3.000 a.C., conocida por el cultivo importante de mijo, trigo y arroz, así como el uso de la caza y la pesca. Se estima que la economía de Yangshao era una economía sólida, hecho explicado por el cultivo de mijo, un cereal de economía sólida con alto contenido proteico que requiere de muy pocos recursos para germinar, aportando gran cantidad de energía. En 1953 se descubrió el yacimiento de Banpo (半坡), cuya estructura refleja casas muy grandes rodeadas de otras más pequeñas, sugiriendo una cierta diferenciación de status ente los habitantes.

Jiangzhai_settlement_model,_Yangshao_culture,_Lintong,_Shaanxi.jpg
Modelo de pueblo de Yangshao

Posteriormente, entre los años 3.000 y 2.205 a.C. surgió la cultura de Longshan (龙山文化), durante la cual se perfeccionó la cerámica, mediante la introducción del torno alfarero. Asimismo, se extendió el cultivo de arroz, otro cereal rico en lisina, almidón y amilopectina, conteniendo más proteínas por hectárea que el trigo o el maíz, hecho que explica la correlación positiva ente el crecimiento de la población y la extensión del cultivo de arroz. Asimismo, esta época marcó el primitivo establecimiento de las ciudades (evidenciado por el descubrimiento de muros de tierra prensada). Durante la cultura de Longshan se vivió el máximo apogeo de la población neolítica.

2007_6_129767116.jpg
Cerámica de Longshan

Tras la caída repentina de la población de Longshan, surge la cultura Erlitou (二里头文化) identificada con la primera dinastía de China o la dinastía Xia (夏), que pervivió desde los años 2.205 hasta 1.783 antes de Cristo. Es la primera cultura de bronce de China y marca el inicio de la época preimperial de China, y evolucionó desde la cultura de Longshan. Durante dicha época, se consideraba a los gobernantes legitimados a través del mandato divino. La época de Erlitou puede dividirse en cuatro etapas: (i) la civilización urbana; (ii) la construcción de palacios; (iii) el aumento de la población y (iv) la caída. Se estima que la población de Erlitou estaba entre 18.000 y 30.000 habitantes. Con respecto a la primera dinastía o dinastía Xia, que se identifica con la cultura Erlitou, hay pocas evidencias que la respalden, por lo que se cree que dicha dinastía fue más legendaria que real. Hay que tener en cuenta que la escritura no estaba realmente desarrollada hasta el desarrollo de la escritura de sinogramas en hueso en torno al año 1.200 antes de Cristo. Además, las primeras referencias escritas a dicha dinastía se producen más de un milenio después.

000bcdb95f170951806017
Modelo de sociedad de la cultura de Erlitou

Sin embargo, la segunda dinastía de china o dinastía Shang (商), que estuvo vigente entre los años 1.783 y 1.122 a.C., es la primera de la que se tienen evidencias arqueológicas, tras el descubrimiento de más de 11 tumbas reales, palacios y lugares de rito, además de decenas de miles de objetos de bronce, jade, hueso y cerámica. Además de ser una la dinastía de mayor duración, superando los 6 siglos (661 años), durante la que se desarrolló la escritura ósea. La economía durante dicha época era principalmente agrícola y la fuerza laboral era dependiente de la élite, ya que estaba obligada a construir objetos de bronce y seda para ellos. La prosperidad agrícola junto a la producción de objetos de bronce, origino un excedente económico importante, haciendo factible la aparición de las primeras industrias manufactureras y centros urbanos.

chinashang
Territorio ocupado por la dinastia Shang

El fin de la dinastía Shang lo marcó la batalla de Muye. La parte occidental de la región estaba habitada por clanes conocidos como Zhou, que estaban marcando una tensión cada vez mayor contra los Shang, debido a la conquista de territorios cercanos por parte de los Zhou. El descontento de la población con la política cruel de los Shang, hizo inclinar la balanza hacia los Zhou. Incluso los soldados de Shang rechazaron batallar, desmoralizados por la corrupción de los Shang. La alta moral y entrenamiento de las tropas de Zhou, le dieron la victoria finalmente en el año 1.046 a.C., marcando el inicio de la dinástia de mayor duración de China (866 años), la dinasía Zhou (周), durante la cual surgieron las escuelas de pensamiento chino y artes más importantes, que puede dividirse en numerosas etapas importantes de la historia de China, que estudiaremos con máximo detenimiento en la próxima entrega.

Economía

Introducción a la Economía China (II): Primeros vestigios de China

Una vez que tenemos en mente los puntos fundamentales para no errar en nuestro análisis de la economía china y para intentar librarnos de los máximos sesgos posibles en nuestro recorrido por la economía china, debemos comenzar por el principio de los tiempos, por el inicio de la civilización china, las simientes de la economía llamada a ser la más grande del mundo en los próximos años.

La civilización china no solamente es una de las más antiguas del mundo, sino que también fue una de las más desarrolladas del mundo en la época antigua. Se estima que en el año 1 d.C. China ocupaba más del 30% del PIB mundial, más que lo que ocupa a día de hoy, a pesar de fuerte crecimiento reciente. ¿Cómo fue la economía china en aquella época para que fuese una de las más importantes del mundo?

Tamaño relativo de las economías principales a lo largo de la hitoria.
Tamaño relativo de las economías principales a lo largo de la historia.

En el gráfico de arriba, podemos observar el tamaño relativo de la economía china (en rojo) desde el año 1 hasta la actualidad. China -junto a India- fue desde el año 1 hasta el siglo XIX prácticamente la potencia mundial (ocupando en torno al 30% del PIB mundial).

De acuerdo con la teoría económica neoinstitucionalista, los países son prósperos o decadentes en función de la calidad de sus instituciones, que otorgan los incentivos correctos a las personas para prosperar. ¿Es posible que antaño la calidad de las instituciones de China fuese mejor que la del resto de civilizaciones en aquella época?

La relativa elevada población que China ha tenido a lo largo de su historia con respecto al resto de países ha permitido que exista no sólo una mayor demanda, sino también una mayor oferta: un aporte mayor de productos y variedades, así como mayor número de invenciones. En este sentido no es casualidad que en China se haya producido la invención de la porcelana, la pólvora, la seda, el té, y un largo etcétera. Asimismo, la larga tradición cultura china ha permitido experimentar con un amplio rango de instituciones diversas e ideas y mantener aquellas que funcionaron mejor. Por ejemplo, las enseñanzas de Confucio y Lao Tsé surgieron en los inicios de la historia de China, incluso antes de existir China como imperio, pero se mantuvieron presentes durante toda su historia.

Conviene pues, repasar la historia antigua de China para sentar los cimientos de nuestro estudio, haciendo valer los principios del neoinstitucionalismo. Para que nuestro análisis sea más riguroso, empezaremos desde los orígenes de China, los primeros vestigios de su civilización.

Es muy probable que el origen de la humanidad se encuentre en China, y no en África como otros estudios sugerían al principio. Los restos humanos más antiguos encontrados en China corresponden a hace más de dos millones de años, el llamado hombre de Renzidong (人字洞), pero no fue hasta hace 1,5 millones de años cuando se tiene constancia del uso de herramientas por el hombre de Yuanmou (元谋人) e incluso existen indicios de conocimiento del uso del fuego por el hombre de Lantian (蓝田人) hace medio millón de años.

Reconstrucción facial forense de Homo erectus pekinensis
Reconstrucción facial forense de Homo erectus pekinensis

La prehistoria de China es fascinante e incluso nos ofrece indicios del que pudo ser el eslabón perdido que confirma la teoría de la evolución: el hombre de Pekín (北京人) hace 250 mil años. Sin embargo, no fue hasta el 8.000 a.C. cuando podemos situar con claridad el origen de la civilización china, en la zona del valle del río amarillo, por las primeras culturas neolíticas de Peilikan y Cishan en primer lugar (7.000-5.000 a.C.), primeras culturas en ocupar una gran área y caracterizadas por su cerámica pintada donde aparecen los primeros sinogramas conocidos. La mayoría de estos asentamientos se encuentran cercanos a la provincia de Hebei, en el noreste de China, cercanas al valle del río amarillo, cuna de la civilización china.

image001

A estas culturas, le siguen las culturas de Yangshao y Longshan (5.000-2.205 a.C.), en las que se inició el cultivo del mijo y del arroz, el desarrollo de la caza y la pesca, así como la domesticación de animales como el perro, el cerdo, las vacas, cabras y ovejas. También se inició la sericicultura. Es la última organización humana antes de que se inicie el período dinástico, tras el cual surge la dinastía Xia (夏), en el año 2205 a.C y que duró unos 422 años hasta el 1783 a.C. que más allá de saber que se trata de una cultura de bronce, poco se sabe de esta dinastía, aunque sin duda fue una época crucial al sentar las bases de lo que hoy denominamos como China y sentó un largo precedente: la dinastía.

Extensión territorial de la primera dinastía de China: dinastía Xia.
Extensión territorial de la primera dinastía de China: dinastía Xia.

Todos estos hallazgos hacen pensar que los orígenes del hombre pueden estar también fuera de África, concretamente en Asia. Del mismo modo, podemos concluir que la historia de China -así como todo lo relativo a ella- es muy compleja y heterogénea, y es engañoso hablar de China como país, ya que China se trata de una civilización propia con orígenes muy remotos, aspecto crucial a tener en cuenta a la hora de emprender un estudio serio de su historia económica.

Además, tales conclusiones nos permiten introducir un concepto esencial del pensamiento chino. Al contrario de lo que suele ocurrir en occidente, donde normalmente se produce la dialéctica o enfrentamiento e ideas, en la civilización China se produce más bien una aglutinación de diferentes ideas  en un todo, hecho que nos permite entender por qué la misma civilización se ha mantenido adoptando y manteniendo las costumbres antiguas, desde las primeras culturas que usaban la cerámica y los sinogramas, pasando por las ideas de Lao Tsé y Confucio, hasta el resto de usos de la China imperial.

Llegamos por tanto al fin de nuestro corto viaje por la larga historia de los primeros vestigios de la civilización China, crucial a la hora de entender la historia económica del gigante asiático y sentar unas bases muy sólidas para nuestra empresa, viaje que emprenderemos en nuestra siguiente entrega.

Economía, Español

El Río de las Perlas (China)

Durante la lectura de este artículo, usted, querido lector, tendrá la oportunidad de visitar uno de los lugares más ricos y desarrollados de China, conocido como el Río de las Perlas en español (Pearl River, en inglés; 珠江 en chino), siendo el tercer río más largo de China, tras el Yangtsé (长江) y el río Amarillo (黄河).

El río discurre por la parte sur de China y desemboca en el mar de la China Meridional, entre Hong Kong (香港) y Macao (澳门), formando ente las dos regiones el conocido Delta del Río de las Perlas.

pearl_river_delta_area

El río atraviesa las provincias de Guizhou, Guangxi, Hunan, Jiangxi y Guangzhou, donde desemboca formando el ya mencionado delta, entre las ciudades de Shenzhen (深圳) y las regiones de Hong Kong (香港) y Macao (澳门). Además, las economías de estas tres ciudades están muy interconectadas, formando un núcleo económico en esta parte de China, el río de las Perlas.

La característica más importante -y es la razón por la que escribimos este artículo- es que es una de las zonas económicas más prósperas de China y donde se encuentran a ambos lados las antiguas colonias europeas de Hong Kong (香港) y Macao (澳门).

Empezamos por el lugar donde desemboca el río, la ciudad de Guangzhou (广州), que ocupa el 3% de toda la economía de China con un PIB per cápita cercano a los 21.000 dólares, casi el triple que la media de China. La economía es principalmente un centro comercial y manufacturero líder. También es conocida por su moderno y eficiente sistema de transporte. Además, la ciudad de Guangzhou (广州) cuenta con uno de los mercados de pescado más grandes de toda China, donde los pescadores de todo el país descargan la mercancía en el puerto de la ciudad, formando un inmenso mercado donde compradores de toda China se dirigen allí para distribuir el pescado por todo el país.

pescado
Mercado de mariscos en Guangzhou

En la ciudad también nos podemos encontrar con la pequeña isla de Shamian (沙面), un territorio otorgado a Francia y al Reino Unido por el gobierno de la dinastía Qing (清朝) en el siglo XIX, por lo tanto en la ciudad también existe influencia del extranjero.

shamian
Arquitectura occidental en la isla de Shamian, Guangzhou

Guangzhou (广州) es una ciudad muy parecida a otras ciudades de China continental, como por ejemplo Chongqing (重庆) en cuanto a costumbres y modos de vida, pero con la particularidad de que el mercado de Guangzhou (广州) es mucho más dinámico, lleno de vida, de trabajo y de comercio.

Si nos adentramos un poco más al sur (tan sólo nos tomará media hora en un tren equivalente al AVE español), llegaremos a la ciudad de Shenzhen (深圳), una de las ciudades más curiosas de toda China.

pingan
El edificio Pingan (平安), uno de los más altos del mundo.

Quizá sea la ciudad más moderna de China continental e incluye el rascacielos más alto de toda China. Antes del año 1980, cuando el gobierno de Deng Xiaoping (邓小平) la reconoció como la primera Zona Económica Especial (ZEE) en toda la República Popular, no era más que un pueblo de pescadores que luchaban por atravesar las fronteras para emigrar a Hong Kong (香港). La declaración de la ZEE, junto a la mano de obra barata, el bajo precio del suelo y la cercanía con Hong Kong (香港), provocaron un enorme auge económico para la ciudad, pasando a ser una metrópoli y uno de los principales centros de producción del país y una de las ciudades de más rápido crecimiento del mundo.

shenzhen-china-then-and-now-30-years-later-1980-vs-2011.jpg
Shenzhen, antes de la reforma y despúes de la reforma

Shenzhen (深圳) tiene también uno de los mejores ambientes de toda China con unos niveles de polución muy bajos. En cuanto a cifras económicas, representa aproximadamente el 3% de la economía China (que junto a Guangzhou ambas sumarían el 6%), con un PIB per cápita superior a los 24.000 dólares, casi 4 veces la media de China.

playa
Playa de Shenzhen

Shenzhen (深圳) es un pueblo de pescadores reconvertido a metrópoli financiera en tan sólo 30 años. Parece difícil de creer, pero así es. Y nuestra visita a la ciudad así nos lo confirma. Es una ciudad compuesta principalmente por emigrantes jóvenes de todas las partes de China, razón por la cual en esta ciudad no se habla cantonés (que sí se habla en Guangzhou y Hong Kong), sino que se habla mandarín o idioma común (普通话), el idioma en el que todos los chinos pueden entenderse entre sí.

Shenzhen (深圳), todavía conserva bastantes costumbres de la China continental, al igual que Guangzhou, pero quizá Shenzhen sea más moderna e internacional y en algunos casos -sobre todo por el centro- vemos que la mayoría de los edificios y calles son mucho más nuevos y más limpios, que los de Guangzhou. Tenemos la impresión de que cuánto más al sur vamos por esta zona de China, más avanzadas van siendo las ciudades, los números parecen confirmar la impresión.

Es el momento de abandonar la ciudad y seguir avanzando por el sur, donde cruzaremos la frontera entre China y la Región Administrativa Especial de Hong Kong (香港), que se compone de un total de 18 distritos, entre los que podemos encontrar diferentes islas y puertos. La parte en la que acabamos de llegar es la parte continental de Hong Kong, conocida como Kowloon (九龙区), llamada “nueve dragones” en chino, y es la zona con la densidad de población más elevada del planeta (43,000 hab/km2) y es la zona menos rica de Hong Kong, reflejando una fuerte desigualdad en todas sus calles. Fue adquirida por el Reino Unido en 1860.

hk1
Calles típicas en la isla de Kowloon

Atravesamos el puente que conecta Kowloon con la isla de Hong Kong, adquirida por el Reino Unido en 1842,  con una densidad de población ostensiblemente más reducida. El PIB per cápita de Hong Kong es 7 veces superior al de la media de China, cercano a los 46.000 dólares. Es conocida por ser una de las economías más libres del planeta.

hk2
Vistas típica en la isla de Hong Kong

Hong Kong no fue controlada por el dictador Mao Zedong (毛泽东) y por tanto la cultura tradicional china en Hong Kong se mantiene incólume, al no haber recibido la influencia de la Revolución Cultural ideada por Mao. Por ejemplo, en Hong Kong se utiliza el sistema tradicional de escritura, el chino tradicional y se habla cantonés, un idioma que es más cercano al chino más antiguo.

Sin embargo, Hong Kong no está exento de problemas. Hong Kong, a pesar de tener un espacio limitado, la mayor parte de su territorio está sin edificar, razón por la cual Hong Kong es la ciudad con las viviendas más caras de todo el mundo, llegando a costar una vivienda promedio los ingresos completos de 19 años de un hongkonés medio (eso es una cifra cercana al millón de euros). Un apartamento minúsculo y en muy malas condiciones no puede encontrarse por menos de 1.000 euros al mes.

Al problema de la vivienda se le une la elevada desigualdad en Hong Kong, que es la desigualdad más elevada del mundo en una ciudad desarrollada, debida en gran parte por el problema de la vivienda y por la presión de China continental sobre Hong Kong. Multitud de hongkoneses coinciden en que desde que Hong Kong pertenecía al Reino Unido hasta que fue devuelta a China, la situación no ha dejado de empeorar: “Las condiciones de vida son cada vez peores, que los precios son más altos y desproporcionados en relación a los sueldos”.

Estas son las razones reales, junto al hecho de que China a partir de 2017 restringirá el sufragio universal en Hong Kong, que en la práctica supone el control de la política autónoma de Hong Kong, lanzó a muchos ciudadanos a la calle en la conocida “Revolución del Paraguas”, el 22 de Septiembre del año 2014.

Finaliza así nuestro viaje por la zona económicamente más desarrollada de China, el delta del río de las Perlas.

 

 

Economía, Español

Introducción a la Economía China (I)

Son muchas las personas que, dado el reciente crecimiento y desarrollo de China, empiezan a interesarse por la economía China. Sin embargo, la lejanía con el país -no sólo en distancia geográfica sino también cultural, política y lingüística-  hace que tal propósito sea abandonado más pronto que tarde.

00105cad7488072a9afd0a.jpg

En este artículo, nos proponemos intentar acercar la economía china a aquellos que, estando interesados por la misma, todavía no comprendan bien su funcionamiento. Este es un artículo introductorio de una serie de artículos sobre Introducción a la Economía China, que nos permitirá dar una pincelada introductoria los aspectos más importantes y clave. Son condiciones sin equa non para entender el funcionamiento de la economía china:

  • La economía china, a pesar de haber crecido enormemente en los últimos años, presenta todavía una renta per cápita, del nivel de un país subdesarrollado. Es decir, China es una superpotencia pobre.
  • China es un país enorme y casi podemos considerarlo como un continente, esto quiere decir que todos los aspectos relativos a China son muy diversos y heterogéneos. Por consiguiente, la economía China es muy diversa y varía muchísimo según la región a la que estemos refiriéndonos. Por tanto, cuando hablamos de China, conviene no generalizar. Es como si hablásemos de diferentes países y, por tanto, de diferentes economías.
  • Conviene tener clara cuál es nuestra definición de China. Muchos consideran que China es tan sólo la China Continental, es decir, excluyendo Macao, Hong Kong y Taiwan. Otros consideran que China incluye Taiwan, Macao y Hong Kong.
  • El peso de la población rural en China sigue siendo muy elevado. Tengamos en cuenta que el gobierno sigue controlando la emigración interior del país mediante el llamado sistema 户口 (hukou).
  • China sigue siendo un país muy controlado políticamente, con prioridad a la propiedad pública y con elevada dependencia del gobierno en multitud de asuntos. Las empresas públicas estatales, tienen una enorme importancia y peso en la economía de China.
  • El mercado financiero de China sigue estando enormemente regulado y enormemente controlado por el gobierno, lo que quiere decir que las condiciones para obtener un crédito o para depositar tus ahorros, dependen plenamente de la política gubernamental.
  • La influencia que el dictador comunista 毛泽东 (Mao Ze Dong) tuvo en China sigue muy presente, con especial énfasis en la Revolución Cultural. Mao pensaba que China era pobre debido a su cultura tradicional, lo cual le llevó a destruir y a despreciar gran parte del patrimonio histórico y cultural de China. Este sentimiento anti-tradicional sigue aún vigente en China Continental, excluyendo a Macao, Hong Kong y Taiwan.
  • Tras la muerte de Mao, 邓小平 (Deng Xiao Ping) fue abriendo, reformando y liberando poco a poco la economía China, hasta convertirla en lo que es hoy: la fábrica del mundo. Deng, inició su experimento en un pequeño pueblo de pescadores, hoy día una de las ciudades más avanzadas de China, 深圳 (Shenzhen). Dado que la zona de libre comercio funcionó, empezó a extender más liberalización económica por el resto de China.
  • China define su sistema como un “sistema socialista con características chinas”. Deng puso de moda tal definición, para hacer compatible un sistema político socialista con un sistema económico capitalista.
  • En los inicios de la reforma de la economía China de Deng Xiaoping, la economía China era eminentemente agrícola y experimentó una rápida transición a una economía industrial orientada a la exportación. Actualmente la economía China está experimentando una transición hacia una economía orientada al consumo y al sector servicios.