Español, Películas

La emigración de China en una película (“Last Train Home”).

Es vox pópuli que la vida en China no es tan agradable como podría serlo en un país occidental, a fin de cuentas se trata de un país en desarrollo. Pero muy a menudo esa imagen contrasta con otra muy diferente que ofrece la China moderna: el lujo exacerbado, las megaconstrucciones y los rascacielos más imponentes del mundo. Esta última perspectiva de China, que no es más que un reflejo de la elevada desigualdad económica, puede difuminar la realidad social de China.

La película-documental que Chinacerca recomienda hoy, Last Train Home (归途列车), dirigida por Lixin Fan (範立欣), es un trabajo excelente que precisamente ayuda a clarificar la realidad social de China y a entender el duro camino emprendido por muchos ciudadanos del campo a la ciudad, que es el que explica realmente el rápido proceso de expansión económica experimentado por China en las últimas décadas.

220px-last-train-home-lixin-fan

En primer lugar, hay que tener en cuenta que la población rural representa el 44% de la población total de China, que es un porcentaje muy elevado. Por ejemplo, en España debemos remontarnos a 1960 para observar cifras similares. Precisamente en 1960, en China la población rural representaba el 84% de la población, lo que se traduce en una emigración del campo a la ciudad sin precedentes en la historia de la humanidad.

Con la apertura del comercio de China y la relativa liberalización económica auspiciada por Deng Xiaoping, nuevos núcleos económicos surgieron en las zonas costeras y sobre todo en la zona del Río de las Perlas (Shenzhen y Guangzhou principalmente), al que Chinacerca tuvo oportunidad de visitar (ver artículo). Estos nuevos núcleos económicos atrajeron trabajadores de todas las regiones de China en busca de una mejor vida. Last Train Home, que usa el ejemplo real de una familia de campesinos de la provincia de Sichuan, es un fiel testigo de dicha emigración.

En muchos casos esta emigración del campo a la ciudad se producía asumiendo elevados costes personales. Viajar a lugares muy alejados, dejando hijos y familia atrás, representa lo más duro que hay tras la expansión económica de China.

La película, que es un documental realizado a lo largo de diferentes años para seguir la evolución de la familia, se realiza principalmente en los días previos al año nuevo chino, donde más de 130 millones de personas vuelven a sus ciudades natales para reunirse con su familia. Este es el mayor flujo migratorio que experimenta el planeta en la actualidad. En el filme se observan las elevadas dificultades que esta familia (como tantas otras en el país asiático) debe superar. Es una oportunidad única para conocer uno de los aspectos más destacados de la situación actual de la China moderna.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s