Economía, Español

Buenas noticias para invertir en China: conexión Shenzhen-Hong Kong

La economía china se abrió al comercio exterior y se reformó tras la muerte de Mao Zedong (毛泽东) en 1976. Tal hecho provocó un crecimiento económico sin precedentes y la reducción de la elevada pobreza de los ciudadanos chinos. Sin embargo, la parte financiera de la economía sigue ampliamente regulada y controlada por el gobierno chino, con un grado muy reducido de apertura y liberalización.

Dentro de esta “represión financiera” se encuentra una política seguida por el gobierno chino de control de capitales, esto es limitar las entradas y salidas de dinero a China. Esto ha provocado que existan dos divisas chinas diferentes, ambos con precios similares pero mostrando un diferencial: el renminbi interior (CNY) con el que se puede comerciar únicamente dentro de china y el renminbi exterior (CNH) con el que se puede comerciar sin ninguna restricción.

Lo mismo ha ocurrido en el mercado de las acciones: la represión financiera ha provocado la existencia de tres tipos de acciones (las acciones-N, las acciones-H y las acciones-A). Las acciones-N son acciones de empresas chinas que cotizan en la bolsa de New York (tal es el caso de Alibabá), para evitar la estricta regulación de las bolsas de china continental. Las acciones-H son acciones de empresas chinas que cotizan en la bolsa de Hong Kong (tal es el caso de la mayoría de empresas chinas), también para evitar estricta regulación, ya que debemos recordar que Hong Kong tiene un sistema político y económico independiente del de China continental, por lo que no existe un control de capitales en Hong Kong. Por último, las acciones-A son acciones de empresas chinas que cotizan en las bolsas de China continental (Shenzhen y Shanghai).

El control de capitales impide que los inversores extranjeros puedan comprar y vender acciones de china continental libremente, por lo que una empresa china lo tendrá complicado para conseguir capital extranjero a través de la bolsa. Esta es la razón principal por la que muchas empresas buscan cotizar en bolsas extranjeras o más comúnmente la bolsa de Hong Kong.

Bajo este esquema, los inversores extranjeros lo tienen muy complicado para invertir en China, para las empresas chinas también para encontrar capital extranjero y para los inversores chinos que quieran comprar y vender acciones extranjeras. Sin embargo, a partir de Abril de 2015 este esquema empezó a ofrecer noticias más esperanzadoras para los inversores: se aprobó una conexión entre el mercado de Shanghai y el mercado de Hong Kong. Esto significa que los inversores pueden, a través de la bolsa de Hong Kong, comprar y vender acciones en Shanghai y los inversores chinos podrán comprar y vender más acciones que coticen en Hong Kong, a través del mercado de Shanghai. En total, se permitió el acceso hasta 567 acciones de Shanghai. No obstante, el mercado de Shanghai no ofrece un gran atractivo a los inversores internacionales, ya que está formado en su mayor parte por bancos y empresas estatales, la parte menos dinámica de la economía china.

d8cb8a4765ee18544b0505
El mercado de valores de Shenzhen

No fue hasta Agosto de 2016 cuando se produjo una verdadera noticia positiva para la inversión en China: Li Keqiang (李克強), premier de la República Popular de China, anunció la aprobación de la interconexión entre las bolsas de Hong Kong y Shenzhen. Esto dará acceso a los inversores internacionales a las empresas tecnológicas más importantes de china, así como a más de 200 start-ups. En total, los inversores extranjeros ya podrán comprar y vender hasta un total de 880 acciones de China continental, a través de la bolsa de Hong Kong, tanto en Shanghai y Shenzhen, que combinados son el segundo mercado de valores del mundo (con 7,4 billones de dólares en capital) tras S&P500 de Estados Unidos (con 19,7 billones de dólares en capital).

El mercado financiero de China está muy poco internacionalizado todavía, pero se va internacionalizando cada vez más, aunque a un ritmo muy lento. Esta última interconexión es muy importante, porque podría significar que China pueda ser incluida en los índices de inversión de mercados emergentes (conocidos como MSCI), lo que obligará a muchos fondos de inversión a comprar acciones de China continental, incrementando la conexión entre las finanzas chinas y del resto del mundo, así como iniciando un nuevo camino para una nueva transformación de China.

Si eres un inversor interesado en la economía de China, esta puede ser una gran oportunidad para ti.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s