Economía

Introducción a la Economía China (II): Primeros vestigios de China

Una vez que tenemos en mente los puntos fundamentales para no errar en nuestro análisis de la economía china y para intentar librarnos de los máximos sesgos posibles en nuestro recorrido por la economía china, debemos comenzar por el principio de los tiempos, por el inicio de la civilización china, las simientes de la economía llamada a ser la más grande del mundo en los próximos años.

La civilización china no solamente es una de las más antiguas del mundo, sino que también fue una de las más desarrolladas del mundo en la época antigua. Se estima que en el año 1 d.C. China ocupaba más del 30% del PIB mundial, más que lo que ocupa a día de hoy, a pesar de fuerte crecimiento reciente. ¿Cómo fue la economía china en aquella época para que fuese una de las más importantes del mundo?

Tamaño relativo de las economías principales a lo largo de la hitoria.
Tamaño relativo de las economías principales a lo largo de la historia.

En el gráfico de arriba, podemos observar el tamaño relativo de la economía china (en rojo) desde el año 1 hasta la actualidad. China -junto a India- fue desde el año 1 hasta el siglo XIX prácticamente la potencia mundial (ocupando en torno al 30% del PIB mundial).

De acuerdo con la teoría económica neoinstitucionalista, los países son prósperos o decadentes en función de la calidad de sus instituciones, que otorgan los incentivos correctos a las personas para prosperar. ¿Es posible que antaño la calidad de las instituciones de China fuese mejor que la del resto de civilizaciones en aquella época?

La relativa elevada población que China ha tenido a lo largo de su historia con respecto al resto de países ha permitido que exista no sólo una mayor demanda, sino también una mayor oferta: un aporte mayor de productos y variedades, así como mayor número de invenciones. En este sentido no es casualidad que en China se haya producido la invención de la porcelana, la pólvora, la seda, el té, y un largo etcétera. Asimismo, la larga tradición cultura china ha permitido experimentar con un amplio rango de instituciones diversas e ideas y mantener aquellas que funcionaron mejor. Por ejemplo, las enseñanzas de Confucio y Lao Tsé surgieron en los inicios de la historia de China, incluso antes de existir China como imperio, pero se mantuvieron presentes durante toda su historia.

Conviene pues, repasar la historia antigua de China para sentar los cimientos de nuestro estudio, haciendo valer los principios del neoinstitucionalismo. Para que nuestro análisis sea más riguroso, empezaremos desde los orígenes de China, los primeros vestigios de su civilización.

Es muy probable que el origen de la humanidad se encuentre en China, y no en África como otros estudios sugerían al principio. Los restos humanos más antiguos encontrados en China corresponden a hace más de dos millones de años, el llamado hombre de Renzidong (人字洞), pero no fue hasta hace 1,5 millones de años cuando se tiene constancia del uso de herramientas por el hombre de Yuanmou (元谋人) e incluso existen indicios de conocimiento del uso del fuego por el hombre de Lantian (蓝田人) hace medio millón de años.

Reconstrucción facial forense de Homo erectus pekinensis
Reconstrucción facial forense de Homo erectus pekinensis

La prehistoria de China es fascinante e incluso nos ofrece indicios del que pudo ser el eslabón perdido que confirma la teoría de la evolución: el hombre de Pekín (北京人) hace 250 mil años. Sin embargo, no fue hasta el 8.000 a.C. cuando podemos situar con claridad el origen de la civilización china, en la zona del valle del río amarillo, por las primeras culturas neolíticas de Peilikan y Cishan en primer lugar (7.000-5.000 a.C.), primeras culturas en ocupar una gran área y caracterizadas por su cerámica pintada donde aparecen los primeros sinogramas conocidos. La mayoría de estos asentamientos se encuentran cercanos a la provincia de Hebei, en el noreste de China, cercanas al valle del río amarillo, cuna de la civilización china.

image001

A estas culturas, le siguen las culturas de Yangshao y Longshan (5.000-2.205 a.C.), en las que se inició el cultivo del mijo y del arroz, el desarrollo de la caza y la pesca, así como la domesticación de animales como el perro, el cerdo, las vacas, cabras y ovejas. También se inició la sericicultura. Es la última organización humana antes de que se inicie el período dinástico, tras el cual surge la dinastía Xia (夏), en el año 2205 a.C y que duró unos 422 años hasta el 1783 a.C. que más allá de saber que se trata de una cultura de bronce, poco se sabe de esta dinastía, aunque sin duda fue una época crucial al sentar las bases de lo que hoy denominamos como China y sentó un largo precedente: la dinastía.

Extensión territorial de la primera dinastía de China: dinastía Xia.
Extensión territorial de la primera dinastía de China: dinastía Xia.

Todos estos hallazgos hacen pensar que los orígenes del hombre pueden estar también fuera de África, concretamente en Asia. Del mismo modo, podemos concluir que la historia de China -así como todo lo relativo a ella- es muy compleja y heterogénea, y es engañoso hablar de China como país, ya que China se trata de una civilización propia con orígenes muy remotos, aspecto crucial a tener en cuenta a la hora de emprender un estudio serio de su historia económica.

Además, tales conclusiones nos permiten introducir un concepto esencial del pensamiento chino. Al contrario de lo que suele ocurrir en occidente, donde normalmente se produce la dialéctica o enfrentamiento e ideas, en la civilización China se produce más bien una aglutinación de diferentes ideas  en un todo, hecho que nos permite entender por qué la misma civilización se ha mantenido adoptando y manteniendo las costumbres antiguas, desde las primeras culturas que usaban la cerámica y los sinogramas, pasando por las ideas de Lao Tsé y Confucio, hasta el resto de usos de la China imperial.

Llegamos por tanto al fin de nuestro corto viaje por la larga historia de los primeros vestigios de la civilización China, crucial a la hora de entender la historia económica del gigante asiático y sentar unas bases muy sólidas para nuestra empresa, viaje que emprenderemos en nuestra siguiente entrega.

4 thoughts on “Introducción a la Economía China (II): Primeros vestigios de China”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s